Reseña Jurisprudencial: Derecho a la Información

Escrito por 

Por: Lic. Lillian De Peña Fernández

 

Case Youth Initiative for Human Rights vs. Serbia

Sentencia del 25 de junio de 2013

 

La organización peticionaria es una organización no gubernamental y sin fines de lucro fundada en el año 2003 en la ciudad de Belgrado, Serbia, cuyo principal objetivo es servir de guardián o vigilante de las actividades del gobierno y defender los derechos humanos en Serbia. Entre sus funciones se encuentra específicamente la de monitorear la implementación de las leyes transicionales con el norte de velar por el cumplimiento efectivo de los Derechos Humanos, Democracia y el Estado de Derecho.

 

En el presente caso, la organización peticionaria solicitó al servicio de inteligencia de Serbia que le informara la cantidad de personas que habían sido sujeto de vigilancia electrónica por parte de esa agencia de inteligencia estatal en el año 2005. El servicio de inteligencia se negó a proporcionar la información fundamentando su decisión el artículo nueve de la Ley de Libertad de Acceso a la Información del 2004.

 

El referido artículo en el párrafo quinto establece que el acceso a la información puede ser negado en caso de que la in formación o documento formal pueda ser considerada como secreto de Estado, oficial o comercial o limitado a un grupo de personas, si la divulgación de esa información o documentos compromete seriamente un interés legítimo que tiene prioridad sobre la libertad de acceso a la información.

 

Ante la negativa de entregar la información, la organización peticionaria reclamó ante el Comisionado de la Información, un organismo creado por la ley de referencia para asegurar el cumplimiento y observancia de la misma. La respuesta del Comisionado fue favorable, admitió como válida la reclamación y estableció que el servicio de inteligencia violó la ley al negarse a entregar la información requerida. Como resultado ordenó a que en un plazo de tres días el servicio de inteligencia debía hacer disponible la información solicitada a la organización peticionaria.

 

En vista de  la reiterada negativa del servicio de inteligencia la organización peticionaria elevó un recurso a la Suprema Corte de Justicia de Serbia, la cual dictaminó que el recurso carecía de fundamento. Por otro lado, el servicio de inteligencia le notificó a la organización peticionaria que  no poseía la información requerida. 

 

La organización peticionaria invocó la violación del artículo décimo de la Convención sobre la Libertad de Expresión, que establece: “Todos tienen derecho a la libre expresión. Este derecho incluye la libertad de emitir opiniones y a recibir e impartir información y ideas sin interferencia de la autoridad pública.”

 

En cuanto a la admisibilidad, el gobierno argumentó que el artículo antes citado no garantizaba un derecho general al acceso de la información y que por lo tanto era incompatible ratione materiae. Por otro lado, argumentaron que la petición era incompatible rationae personae en razón de que la organización peticionaria no necesitaba esa información.

 

La Corte consideró que la “libertad de recibir información” engloba la libertad de acceso a la información. Es criterio de esta Corte que cuando una organización no gubernamental está involucrada en asuntos de interés público, como es el caso de la organización peticionaria, está ejerciendo una función de guardián del interés público con importancia similar a la de la prensa.

 

Analizando los méritos de la petición, la Corte consideró que la renuencia de la agencia de inteligencia a proporcionar la información requerida, perjudicó el ejercicio de su función como guardián del interés público, en violación al artículo décimo de la Convención.

 

Por demás, consideró que luego de haberse negado a entregar la información por razones de seguridad nacional, el Comisionado de Información le ordenó a que entreguen la información requerida. La restricción impuesta en el ejercicio de la libertad de expresión debe de ser conforme a la ley, la Corte consideró que las restricciones impuestas por la agencia de seguridad no cumplen con los criterios establecidos en vista de que el Comisionado de Información examinó y aprobó la solicitud de la organización peticionaria.

 

La Corte declaró admisible la petición, y declaró la violación al artículo décimo de la Convención, ordenando al Estado a asegurar que en un plazo de tres meses la agencia de inteligencia de Serbia  entregue la información requerida a organización peticionaria.