Carta a los miembros de COLADIC-RD, por Renny Reyes

Escrito por 

“La seguridad de cada uno de nosotros
está relacionada con la del
resto del mundo”
(Kofi Anann, antiguo Secretario General
de las Naciones Unidas, en su discurso
de despedida el 11 de Diciembre del 2006
“The security of every one of us
is linked to that of everyone else”)


Enero 2009 fue mi último mes como Presidenta de la Junta Directiva del Consejo Latinoamericano de Estudiosos de Derecho Internacional y Comparado capítulo República Dominicana (COADLIC-RD); y luego de cuatro años en la Junta Directiva de COLADIC-RD, innumerables proyectos, incalculables conocimientos adquiridos, entrañables amistades y aportes importantes de COLADIC-RD para incentivar el estudio del derecho internacional y el derecho comparado en la República Dominicana, siento apropiado dirigirme a los miembros de COLADIC, con un breve recuento de mi experiencia en la asociación, en forma de agradecimiento por haberme permitido formar parte de ella, y más aún, haber podido encaminar durante los últimos dos años el trabajo de la Junta Directiva y la asociación.

En el año 2003 conocí de la existencia de un grupo de estudiantes y profesionales del derecho a los cuales les interesaba el estudio del derecho internacional y comparado; en ese momento me encontraba en el 6to semestre de mi carrera de derecho y, aparte de lo que me estaba comentando el amigo que me hablaba de esta asociación, yo no había prestado particular atención al Derecho Internacional. Unos meses después, también por recomendación de amigos que en ese momento eran miembros de esa asociación de la que ya había oído, participé en la Competencia Víctor Carlos García Moreno, Procedimiento ante la Corte Penal Internacional; y fue en el transcurso de la preparación para la competencia; así como en el desarrollo de la misma en México, D.F. cuando comprendí la importancia y trascendencia del Derecho Internacional.

Motivada por estos acontecimientos, en el año 2004 me hice miembro del Consejo Latinoamericano de Estudiosos de Derecho Internacional y Comparado, con el interés de aprender más de Derecho Internacional y Derecho Comparado, logrando ese objetivo al comenzar a asistir a las actividades que para esa fecha realizada COLADIC-RD. Desde el 2005 año siguiente ingresé a la Junta Directiva como Colaboradora y ya el resto es historia.

Desde ese momento hasta la actualidad, he podido presenciar y formar parte de cómo COLADIC-RD se mantiene realizando proyectos, seminarios, congresos, conversatorios y publicaciones que nos mantienen actualizados en los aconteceres del derecho internacional; y además de aquellos cambios que se van produciendo en el derecho interno de cada país, de forma que podamos estar preparados en República Dominicana para realizar esos cambios, tomando como ejemplo aquellos sistemas extranjeros y sus experiencias, dándonos un enfoque real del derecho comparado.

Particularmente en estos últimos años, hemos podido, desde la República Dominicana, realizar de forma constante proyectos, nacionales e internacionales en los que hemos podido juntos aprender sobre variados enfoques del Derecho Internacional, tanto Público como Privado, así como de derecho comparado. Particularmente en el año 2008 tuvimos la oportunidad de realizar en la República Dominicana dos proyectos que nos permitieron a todos nosotros como Miembros COLADIC afianzar aun más nuestros conocimientos en derecho comparado y en derecho internacional, me refiero al ELSA Moot Court Competition, y los seminarios que se realizaron en el contexto de dicha competencia, y al XXI Congreso Internacional de COLADIC, Santo Domingo 2008.

Estos se convirtieron en proyectos que redefinieron la presencia de COLADIC en República Dominicana, y más importante aún, nos reiteraron a los miembros de la Junta Directiva de COLADIC-RD y sus colaboradores, la importancia del trabajo en equipo y a mí personalmente, el valor de contar con personas con el mismo nivel de interés por el derecho internacional y comparado; es por eso que quiero tomar estas líneas para agradecerles infinitamente a todos mis compañeros por su dedicación, interés y sacrificio, y reiterarles nueva vez que son estas cualidades las que crean cambios en las situaciones adversas en el mundo, y que estoy segura de que son ustedes las personas con las que nuestro país y el mundo pueden contar para construir y mantener un futuro donde los principios del derecho internacional sean aplicados y respetados a cabalidad. Es un orgullo para mí poder decir que en estos años en COLADIC trabajé con personas con sus cualidades personales a mi lado.

De ellos y con ellos he aprendido que son pocas las personas en República Dominicana que entienden la importancia del Derecho Internacional y el Derecho Comparado; y pues, es la función de COLADIC-RD “incentivar” su estudio, como decimos repetidas veces. Y es que como dijo el antiguo Secretario General de las Naciones Unidas en su discurso de despedida de las Naciones Unidas “La seguridad de cada uno de nosotros está relacionada con la del resto del mundo” (“The security of every one of us is linked to that of everyone else”); lo que podemos fácilmente traducir en que no importa que estemos en esta isla que está en pañales en cuanto al estudio del derecho internacional y donde el derecho comparado usualmente consiste en copias textuales de legislaciones extranjeras, es trabajo y deber de todos nosotros conocer a profundidad el derecho internacional y comparado y sus implicaciones reales, que aunque en estos momentos vemos como es aplicado por jueces extraordinarios en ciudades tan lejos como La Haya, o legislaciones tan extrañas como las de Beijing, no podemos dar la espalda al hecho de que el respeto a los principios del derecho internacional en el mundo y el conocimiento de las bases del derecho de otro países, implica necesariamente la seguridad jurídica de nosotros como ciudadanos del mundo.

Todos estamos de acuerdo en que el Derecho Internacional y el Derecho Comparado en su teoría son apasionantes, y es pues la razón que justifica nuestro interés en la materia. Sin embargo, es justamente cuando vemos toda esa teoría aplicada, cuando nos damos cuenta que realmente se necesita que personas como nosotros se interesen en el estudio del derecho internacional y que es trabajo de nuestra generación garantizar que el respeto a los derechos humanos que se ha ido conquistando desde 1948 con la Declaración Universal de Derechos Humanos, y asegurarnos de que se produzcan, por ahora, esas sentencias que han ido emitiendo las Cortes de Derechos Humanos, los Tribunales Ruanda, de la ex-Yugoslavia, y próximamente la Corte Penal Internacional; con la intención de que en un futuro, ojalá no muy lejanos, no sean necesarios esos tribunales, y que logremos que las normas del derecho internacional sean cumplidas en su cabalidad.

Es en ese ánimo que nueva vez les agradezco no solo el haberme permitido coordinar los proyectos realizados en estos últimos años para aprender de forma conjunta más sobre el derecho internacional y comparado, sino y más encarecidamente agradecerles su interés en estas materias, y llamarlos a que sean profesionales del derecho que desde sus respectivas posiciones exijan el respeto a las normas de derecho internacional y que defiendan la importancia del derecho comparado para nuestro derecho interno; siempre teniendo en cuenta de que es obligación de nuestra generación asegurarnos de que todos estos años de avance no sean desaprovechados y sea nuestra labor la que aporte e incentive a la aplicación y estudio del derecho internacional y comparado como lo hemos aprendido.

Muchas gracias,

Renny Reyes
Presidenta Junta Directiva COLADIC-RD
Enero 2007-Enero 2009

Más en esta categoría: « Nosotros Colaboradores »